LAS MAS EXTRAÑAS Y PELEGRINAS NARRACIONES LITERARIAS, TAMBIÉN HERENCIA CULTURAL.

2019-01-11T14:36:36+00:00

LAS MAS EXTRAÑAS Y PELEGRINAS NARRACIONES LITERARIAS SOBRE MURILLO, TAMBIEN SON, EN CIERTA FORMA, HERENCIA CULTURAL DE SU IMAGEN.

Hans Christian Andersen. “¡El zombi lo hizo!”.

MURILLO Y SU PROPIO DUENDE ZOMBI

No solo dato científico o el hecho histórico tiene utilidad, para comprender lo que para la “pintura popular” ha significado la imagen de genio y leyenda de Murillo. Es interesante conocer el poder de fabulación que ha despertado a través de la historia, la figura del pintor.
Una de las más curiosas es la que el famoso narrador Hans Christian Andersen, recoge en el “¡El zombi lo hizo!”. Esta historia, que parece sacada de la inventiva de un periodista contemporáneo, con ganas de crear artículo sensacionalista.
Pero esta historia no es una invención. Empecemos por aclarar que la palabra zombi es un término de origen americano que se usa desde el siglo XIX, y designaba más bien entonces a un duende.
Según otra obra de teatro escrita por Félix de León, en 1902, este duende zombi era el responsable de un extraño suceso que ocurría en el taller de Murillo. Los cuadros eran modificados durante la noche. En ella, el padre del mulato de Sebastián, cree que era un duende quien pinta sin permiso.El hijo, en la obra le contesta que tales diablos no existen.
La obra no hace más recoger la memoria de un pintor mulato que existió realmente y fue discípulo de Murillo. Este se llamaba Sebastián Gómez (su actividad de desarrolla entre 1690 y 1699), y es autor de diversas obras que pasaran a pertenecer al conde del Águila en el siglo XIX. Ceán Bermúdez, en 1806, en un texto sobre el estilo y gusto de la pintura, lo describe como discípulo de Murillo. Ya que «aún siendo su esclavo», añadía, «también le había enseñado el arte de la pintura».

Por tanto parece que la leyenda fue recogida por Hans Christian Andersen que en 1838, en su poema “¡El zombi lo hizo!”. En el texto el esclavo de Murillo, por las noches retocaba y mejoraba las obras del maestro.
Realmente se conocen dos obras firmadas de Sebastián Gómez , la “Virgen del Rosario con santos”, fechada en 1690 (descrita ya por Ceán Bermudez (Museo de Bellas Artes de Sevilla) y la “Santa Rosalía” del Museo de Salamanca de los franciscanos de Écija (1699). Existen igualmente otras obras para el mercado americano, así como una Coronación de la Virgen en el Museo de Cádiz y una Inmaculada en Sevilla.

Conoce más detalles en nuestras visitas interpretativas:  https://www.andaresculturales.com/murillo-en-el-museo-de-bellas-artes-de-sevilla-murillo-antologica/

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies